¿A QUÉ SABE LA LUNA?

Texto e ilustraciones: Michael Grejniec.
Traducción: Carmen Barreiro
Editorial: Kalandraka
ISBN: 978-84-8464-564-1
Año: 2000
Páginas: 36
Disponible también en gallego, catalán y euskera.

“Hacía mucho tiempo que los animales deseaban averiguar a qué sabía la luna”. Así empieza la bella historia de este álbum ilustrado, que es ya un clásico contemporáneo de la literatura infantil.
Los animales deseaban alcanzar la luna, pero por más alto que subían y por más que se estiraban, parecía imposible lograrlo.
La tortuga decidió intentarlo desde lo alto de la colina, pero no llegaba. Entonces pidió ayuda al elefante. Se genera una estructura acumulativa: cada animal que se une pide ayuda a otro y van formando una torre para alcanzar la luna, que es un poco burlona y se aleja un poquito cada vez que están a punto de llegar.
Finalmente el pequeño ratón se sube a lo alto de la torre. Como es muy pequeñito la luna no se aleja, pues cree que alguien tan pequeño no podrá nunca llegar. Pero el ratón se estira y...
La presentación es exquisita, con unas ilustraciones sencillas en papel-couché. El fondo de las ilustraciones es negro con la luna siempre presente y en lo alto de la colina van apareciendo los nuevos personajes. El texto está escrito sobre un fondo blanco, creando un gran equilibrio.
Es un buen libro tanto para primeros lectores como para ser contado.
Con esta historia, se transmite el valor de la amistad, el trabajo en equipo, la generosidad y la solidaridad a través de los animales, protagonistas por excelencia en la literatura infantil.
Raquel Fernández Vizoso

3 comentarios:

  1. Ignacio Ceballos16 mar. 2011 13:25:00

    Es curioso. La editorial Edelvives publicó en 2008 un librito infantil (original del mismo año), llamado La luna está triste, de Guido Van Genechten, que sigue exactamente la misma secuencia narrativa, aunque la calidad del volumen es mucho peor que el que tú reseñas. Aquí los animales son: elefante, oso, tigre, cocodrilo y ratón. Se van subiendo uno encima del otro, hasta que el ratón alcanza la altura de la luna, le da un beso, y la luna se alegra.

    ResponderEliminar
  2. De verdad os lo recomiendo, es muy bonito.En Navidad la maestra de mi hijo nos recomendó un par de libros y uno de ellos era éste. Muy muy bonito.
    Yésica Gavilán

    ResponderEliminar
  3. Isabelle Rhaled25 abr. 2012 0:42:00

    Es un libro precioso que relaciono con mi hijo mayor. Cuando estaba a P4, un día su maestra leió a la clase ¿A qué sabe la Luna? después de eso mi pequeño Joël no se podía pasar de este cuento. Su maestra tuvo que prestarle el libro, una larga temporada...lo devolvimos cuando ya es él quien me lo contaba a mí y después se olvidó de él...

    Isabelle Rhaled

    ResponderEliminar

¿Y cuál es tu opinión?