EL TRAJE NUEVO DEL EMPERADOR

Título: El traje nuevo del emperador
Autor: Hans Christian Andersen
Adaptación: Andrés Castillo Brieva
Ilustración: Cristina Linares
Título original: Kejserens nye Klæder
Editorial: Grupo Editorial Norma
ISBN: 958-04-6880-X
Año: 2002
Páginas: 12 páginas


Título del danés Hans Christian Andersen que forma parte de los cuentos de hadas daneses. La historia se basa en una fábula con dos importantes mensajes de advertencia: Sólo porque todo el mundo crea que algo es verdad, no significa que lo sea y no existen las preguntas estúpidas.

La historia transcurre hace muchos años en un reino donde el emperador se gasta una importante fortuna en trajes, cambiándose estos continuamente. El reino es un centro importante de turismo, al que acuden dos truhanes. Hacen circular la voz de que son capaces de realizar los mejores vestidos y trajes nunca vistos. Además, estos trajes cuentan con una particularidad muy especial; sólo aquellas personas sabias son capaces de ver el traje. Ante esto, el emperador decide encargarles un traje, pagándoles una importante suma de dinero y dándole todos aquellos materiales para confeccionar dicho traje.

Toda la gente que acude a revisar el proceso, mira el traje pero no lo ven, y ante el miedo de lo que piensen los demás sobre ellos lo alaban.

Una vez que el emperador recibe el traje confeccionado, decide dar un desfile para lucirlo ante sus súbditos. Al igual que sucede mientras se confecciona el traje, los súbditos siguen sin ver el traje pero deciden alabarlo hasta que un niño exclama: “Pero si va desnudo”.

En ese momento, todo el mundo se da cuenta que el emperador ha sido estafado. Este también se da cuenta del engaño sufrido y decide terminar el desfile.

Esta lectura esta recomendada para niños y niñas de 5 a 8 años, aunque puede variar en función de la editorial y versión escogida. En la versión escogida, las páginas van acompañadas de ilustraciones y texto.

Por último, pienso que esta lectura es divertida y totalmente recomendable. Permite ver al niño que es importante decir la verdad y no estar pendiente de lo que piense el resto del mundo sobre uno.

Escrito por Ángela González Bootello

2 comentarios:

  1. eres fantastico escribiendo todo esto

    ResponderEliminar
  2. Auxi andrada. Estudiante de la unir3 abr. 2013 18:44:00

    Que bien nos iría al mundo de los adultos si nunca perdiéramos la espontaneidad de los niños, y que buena la reflexión para los niños: no te dejes engañar por lo que cree todo el mundo; sigue tu criterio y defiéndelo.

    ResponderEliminar

¿Y cuál es tu opinión?