EL NIÑO QUE APRENDIÓ A VOLAR

 
Autor: Alexandre Honrado
Ilustrador: José Miguel Ribeiro
Editorial: Kalandraka
Edad recomendada: desde 3 años
Páginas: 24x23 cm. 48 páginas. Cartoné
Edición: 2007
Idioma: castellano
Colección: libros para soñar

ISBN: 978-84-96388-58-1



El álbum ilustrado que hoy os presento nos invita a hacer volar nuestra imaginación, alimentando nuestros sueños, y encontrar la solución a todas esas preguntas que nos hacemos cuando perdemos un ser querido, y queremos mantener vivo su recuerdo en nuestra memoria.

Un día aprenderé a volar...”, dijo el abuelo.
Lo cierto es que, una tarde color de avellanas y nueces,
entre un baile de hojas doradas y rojas de otoño,
el abuelo levantó el vuelo y desapareció.
¿A dónde fue?
¿Dónde está?

Así empieza esta historia, en la que un abuelo, que coleccionaba una cantidad de objetos inimaginables, una tarde de otoño alzó su vuelo, desapareciendo. El niño protagonista se refugia en las colecciones del abuelo para descubrir el secreto que le haga volar a él también. Se encuentra con unos libros guardados, en los que busca el recuerdo de su abuelo y encuentra la respuesta a todas sus preguntas. Pero no consigue la “receta” para volar, hasta que recurre a las sabias palabras que siempre le decía su abuelo: “¡Es preciso tener ánimo! ¡Más fuerte que la fuerza física es la fuerza de la voluntad!” Entonces, cerró los ojos, respiró hondo y... más ligero que una hoja, emprendió su particular vuelo hacia los lugares más recónditos del mundo, recogiendo objetos a su paso para crear su propia colección, de sueños y recuerdos.

Un cuento de tono poético que, combinado con los colores y los juegos de perspectiva que nos dan sus ilustraciones, hechas de cartón, nos proporciona una mirada original, sutil y delicada ante el vacío de la pérdida, invitándonos a pasar por el mundo de los sueños.

1 comentario:

  1. Una bonita historia que nos recuerda que debemos perseguir nuestros sueños, porque si creemos en ellos se harán realidad.

    La imaginación al poder.

    Teresa López Mozo

    ResponderEliminar

¿Y cuál es tu opinión?